Ozonoterapia

Home  >>  Corporal  >>  Ozonoterapia

Ozonoterapia

On agosto 24, 2016, Posted by , In Corporal, With No Comments

El oxígeno: el motor de la vida

Entrevista a Doctora Lilie Miranda, especialista en rehabilitación, nutrición y ozonoterapia.

“Sin oxígeno, no hay vida. Podemos dejar de comer durante algunas semanas, más no de  respirar.  Asimismo, la mayor parte de los elementos de nuestro cuerpo funcionan con oxígeno; Cada célula necesita oxígeno para su metabolismo. Si les falta, las células mueren, y cuando escasea, en vez de respirar, fermentan y degeneran.”

“El oxígeno naciente” (IN STATU NASCENDI). El ozono (O3) es una forma de oxígeno, compuesta por tres átomos de oxígeno. En la Naturaleza, constituye la capa protectora encargada de filtrar las radiaciones ultravioletas del sol.

El ozono medicinal es O2 con una pequeña cantidad de O3. Los tres átomos de oxígeno de la molécula de ozono determinan que sea muy inestable y rápidamente se convierta en O2, liberando un átomo de oxígeno (O_) que se combina con otro para formar O2. Así, el ozono se convierte en pocos minutos en oxígeno, desprendiendo un átomo de oxígeno in statu nascendi.

El ozono medicinal (90% de oxígeno y 10% de ozono) se incluye en un flujo de oxígeno puro en una concentración muy pequeña (99,9 partes de oxígeno y 0,05 partes de ozono). Como características comunes a todos los tratamientos, se señala que:

Se realizan sin necesidad de cirugía, no necesitan anestesia, son de forma ambulatoria, no presentan efectos adversos indeseables, ni reacciones adversas, aplicables en un amplio espectro de población a partir de los tres años de edad, compatibles con cualquier otro tratamiento que se esté realizando.

La ozonoterapia es el uso de ox(grado médico), para crear una respuesta curativa. El cuerpo tiene el potencial de renovarse y regenerarse. Cuando se enferma, es porque este potencial ha sido bloqueado. Las propiedades reactivas del ozono estimulan y propician estos procesos. En otras palabras, es el tratamiento para contrarrestar la oxidación metabólica que sucede con los procesos diarios.

Cualquiera que sea su indicación siempre se observa una mejora al estado general del paciente y en su calidad de vida, también hay una notable ausencia de daños colaterales en los pacientes.

La ozonoterapia tiene efectos biológicos importantes:

  • Mejora el metabolismo del oxígeno y proceso de uso de energía (calorías)

  • Mejora el metabolismo del glóbulo rojo y su afinidad por el oxígeno.

  • Mejora el flujo sanguíneo a todos los tejidos del cuerpo humano al provocar la mayor flexibilidad de la pared de los glóbulos rojos y por ende, menos viscosidad en la sangre.

  • Regula el sistema inmunológico (lo activa o lo apaga dependiendo del estado).

  • Activador de la defensa antioxidante endógena combatiendo de esta forma el estrés oxidativo producido por: comer, dormir, fumar, ejercitarse, vivir. También provocado por las enfermedades y el envejecimiento.

  • Es un potente germicida: destruye bacterias, hongos y virus.

  • Mejora la utilización celular del oxígeno, reduciendo la isquemia (muerte de tejido a falta de oxigenación) en enfermedades cardiovasculares y en el envejecimiento celular.

  • Provoca regeneración de tejido dañado en articulaciones y discos de columna.

  • Puede reducir o eliminar dolor crónico.

  • Trabajos médicos publicados demuestran sus efectos curativos sobre la  hepatitis crónica, herpes, infecciones dentales, diabetes y degeneración muscular.

Las grasas oxidativas (o peroxidación de lípidos) se incrementa en estas enfermedades  y afectan más fácilmente los tejidos dañados que los sanos cómo en el caso de cáncer.

¿Qué es el estrés oxidativo?

Como experiencia fisiológica, es válido decir que la vida es estrés, o mejor decir, “la vida es el estrés oxidativo”.  Se ha atribuido un papel al estrés oxidativo en un número creciente de enfermedades como el cáncer, la arterioesclerosis, el síndrome de fatiga crónica y las enfermedades neurodegenerativas.  Es un estado en el que las defensas antioxidantes del organismo son insuficientes para neutralizar los compuestos  reactivos del oxígeno mejor conocidos como radicales libres.  Estos radicales libres son especies moleculares altamente inestables producidas durante las funciones metabólicas básicas de nuestro cuerpo como la “respiración celular”, la función inmune o de defensa o incluso la digestión de los alimentos.  La inestabilidad de los radicales libres proviene de los electrones no apareados de su estructura molecular. Estos electrones son altamente reactivos y son capaces de alterar e interactuar con cualquier compuesto en su entorno inmediato.

Antecedentes:

Desde principios del siglo XX, el ozono obtenido a partir del  oxígeno del aire es utilizado en varios sectores industriales, en el tratamiento de agua de piscinas, para consumo humano y aguas residuales. Hoy en día, grandes ciudades como Ámsterdam, Moscú, Paris, Turín, Florencia, y Bolonia potabilizan el agua mediante ozono.

El ozono con fines médicos cayó en el olvido después de la segunda guerra mundial.  La ozonoterapia conoció un nuevo auge en Alemania a partir de 1960, gracias a nuevos aparatos generadores de ozono a partir de oxígeno puro grado médico. A partir de entonces se crean la Asociación Científica Italiana de Ozonoterapia (1983), Asociaciones Nacionales de Aplicación de Ozono (Alemania en 1988, Francia 1990, Austria, Bélgica, Gran Bretaña, Rusia, Grecia, México, Argentina, etc.) y trasnacionales como la Asociación Iberoamericana de Aplicación de Ozono en 2006. En países como Italia y Grecia, entre otros, el Sistema de Salud incluye entre sus prestaciones los tratamientos con ozono para padecimientos angiológicos y vasculares desde el año 1991.

Según lo amerite el padecimiento del paciente, las vías de administración son:

  • Vía sistémica, por medio de auto hemoterapia menor(50 mililitros)

     

     Auto-hemoterapia mayor (250 mililitros): tratamiento autologo (uno mismo) con tu propia sangre ozonificada. Desencadena los procesos propios antioxidantes del cuerpo (sistema de enzimas y mecanismos que evita la oxidación) Tan frecuente como se necesite. Diario o espaciado.

  • Vía intra-articular: adentro de la articulación, se infiltra para regenerar tejido, combatir infección o para quitar dolor.

  • Vía paravertebral: desinflama y relaja columna.

  • Ozonificación con agua: En ciertos casos una infección superficial se puede tratar sumergiendo la zona afectada en agua donde fluya el ozono.

  • Vía intra-discal: seca la parte pellizcada del disco y permite que regrese a su lugar.

  • Vía local: aplicación directa sobre piel e inyección subcutánea ayudando a heridas superficiales.

  • Vía  insuflación en intestino: por medio del recto la mucosa intestinal absorbe el ozono y gran parte llega al torrente sanguíneo y al hígado, ayudándole en su función.

  • Insuflación vaginal. En todas las vías los resultados superan el 80% de respuesta positiva al tratamiento.

 

Se benefician con el proceso de ozono:

  • Enfermedades circulatorias y cardiacas.

  • Enfermedades metabólicas: lípidos, gota, diabetes, hepáticas.

  • Infecciones agudas y crónicas virales y bacterianas.

  • Heridas infectadas, viscosas o  con decúbito. Dificultad en cicatrización.

  • Enfermedades crónicas degenerativas (lupus, esclerosis, osteoartritis, etc.)

  • Alergias.

Como terapias suplementarias:

  • Cuadros reumáticos: artrosis, poliartrosis, reumatismo agudo y crónico muscular.

  • Enfermedades inmunes.

  • Cáncer.

Como terapia regenerativa:

  • Estados postoperatorios.

  • Estados post accidentes vasculares cerebrales.

  • Estados de estrés y de agotamiento extremo.

CHIRURGIE & MEDICAL

Darwin 107 colonia Anzures

Doctora Lilie Miranda

Nextel 49 80 35 34

Tel. 55 31 26 55

       55 31 70 94

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *