Importancia de no auto-medicarse

Home  >>  Corporal  >>  Importancia de no auto-medicarse

Importancia de no auto-medicarse

On agosto 5, 2014, Posted by , In Corporal,Vivenciales, With No Comments

Era un sábado y me encontraba en una cabaña en Tepoztlán, disfrutando de un fin de semana romántico con un galán, cuando de repente, sentí ese malestar estomacal que todos conocemos, no lo podía creer, estaba segura que me arruinaría el fin de semana y no lo iba a permitir. Así que me tome una pastillita llamada Loperamida que trabaja cesando la actividad del plexo mientérico lo que hace que disminuya la motilidad tanto circular como longitudinal del músculo liso de las paredes del intestino.

Esto hace que se aumente el tiempo de permanencia de las substancias en el intestino, permitiendo que se absorba más agua en la materia fecal. La Loperamida también hace descender los movimientos en la masa colónica y suprime la respuesta gastrocólica. Todo esto para que no ocurriera ningún accidente no deseado.

La verdad, sin informarme, me tome otra dosis y a las 6 horas me tome la otra. No tuve ningún accidente en mi velada romántica. Pasaron los días y con ellos una semana de no poder defecar. Según yo, no pasaba nada, pero llego el sábado otra vez, y con este, unos dolores horribles junto con mucha materia fecal.

Al día siguiente, me encontré con la desagradable sorpresa de la compañía de la sangre. Me asusté y ahora si fui con un gastroenterólogo. Al llegar al consultorio, me practico un estudio que constaba de introducir un tubo con un espejo por el recto, proceso nada agradable; lo cual arrojo resultados menos agradables, tenía una fisura considerable acompañada de una diarrea incontrolable.

Obviamente en el caso de lesión medular, es aún más incómoda que en un caso normal de diarrea, ya que no podemos controlar las fugas. El médico me receto una pomada y un medicamento llamado Akbar, que es un antiséptico intestinal, indicado en diarreas agudas y crónicas, gastroenteritis y manifestaciones diarreicas de colopatías funcionales. Para ser más clara es un bacteriostático. Lo que te ayuda a combatir la infección que está produciendo la diarrea y no te tapa como lo hace la Loperamida.

La diarrea cedió un poco pero la sangre seguía presente y eso me seguía preocupando, así que le volví a llamar e hicimos una cita para una colonoscopia y una endoscopia. Estos son unos estudios que consisten en visualizar el interior del colon (intestino grueso) y el recto. Es una forma de mirar dentro del cuerpo usando una sonda flexible que tiene una pequeña cámara en su extremo. En el caso de la colonoscopia es mediante un instrumento llamado colonoscopio y puede alcanzar toda la longitud del colon. Te administrarán un medicamento dentro de una vena para que te relajes y no sientas ninguna molestia. Te acuestan sobre el costado izquierdo con las rodillas flexionadas hacia el tórax. El colonoscopio se introduce a través del ano. Se desplaza suavemente hasta el comienzo del intestino grueso y se lleva de forma lenta hasta la parte más baja del intestino delgado. Se insufla aire a través del colonoscopio para brindar una mejor vista. Se puede utilizar la succión para retirar líquidos o heces. En el caso de la endoscopía el instrumento utilizado se denomina endoscopio gastrointestinal y se introduce por la boca.

Antes de practicármelos tuve que laxarme. Eso significo estar metida en el baño durante 6 horas. No fue divertido ni placentero, aparte de perder el tiempo, tuve que dejar mi vida por 2 semanas, ya que no podía arriesgarme a los accidentes en la universidad o en la calle. Nada de lo que te cuento suena agradable ¿verdad? Lo bueno es que no paso a mayores, solo baje de peso y me debilite. Pero aprendí una valiosa lección. En el caso de lesión medular las consecuencias de automedicarse son mucho más fuertes y graves. Yo que tú, me informaba.

Lo que me tome fue recetado a las circunstancias que estaba viviendo. La recomendación es para que vayas con un experto, que te diga que es lo que tienes y cuál es el medicamento correcto para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *